Studio Des Reves
Studio Des Reves

Las flores son grandes protagonistas de un casamiento, aunque una boda también puede decorarse sin flores pero con mayor esfuerzo. Los novios que eligen las flores encontrarán muchos conceptos que se alimentan del color, el aroma y la textura de las flores. Además de transmitir emociones y sentimientos a flor de piel, las flores son tan versátiles que su belleza se traduce en composiciones románticas y cálidas por antonomasia. Aquí, el ABC de las flores.

1. El ramo de novia

Desde que las aromáticas y los azahares se convirtieron en símbolo del ramo de novia, este accesorio tan característico de las novias siempre lleva las de ganar en el terreno de flores. Liliums, rosas, camelias, alhelíes, ilusión, calas son especies perfectas para componer ramos profundizando en el estilo redondo o desestructurado.

Florencia Saavedra
Florencia Saavedra

2. El tocado y las coronas

Las novias bohemias no dudarán en lucir una corona de flores, cuyo soplo espontáneo y natural derriba algunos protocolos más rígidos. Las coronas son ideales para novias que celebran al aire libre, disfrutando del entorno y de las luces doradas de un ambiente romántico y fresco. Se ajustan muy bien a peinados de pelo suelo y semirecogidos. Es frecuente ver coronitas de flores ilusión en las damitas o niñas invitadas.

Lily Orihuela Photography
Lily Orihuela Photography

3. Prendedor del novio

El clásico clavel que llevaban los novios de antaño en el ojal dio paso a diseños ingeniosos y elegantes. Como sucede con los ramos de novia, hay diferentes estilos de ramilletes, entre románticos, minimalistas, clásicos y campestres. El padrino y el cortejo masculino también pueden lucir un boutonniere con detalles delicados en una versión variada. Una forma de encontrar un punto en común con el ramo es el color de las flores. Así el novio podrá elegir un diseño discreto mientras la novia queda encantada con sus camelias redondas y exuberantes.

May Day
May Day

4. Corsage para invitadas

Esta pulsera floral es una alternativa práctica y cómoda a los bouquets para las damas de honor. También la usan las invitadas a una boda. Es un accesorio muy vistoso que en épocas remotas se utilizaba en los vestidos de fiesta como un broche floral. El corsage puede componerse de una variedad de las flores del ramo de novia, en el caso de las damas de honor, o de un color a tono con el vestido de invitada.

5. La ceremonia

Las flores de larga duración como las alstroemerias son ideales para componer arreglos de ceremonia, junto con otras flores en tonos blancos y pasteles. La decoración de la iglesia y del altar cambia del todo un recinto que puede parecer apagado sin flores. En un altar al aire libre son casi imprescindibles las flores que delaten el ánimo romántico y alegre que invade a todo el mundo.

Focus in Life
Focus in Life

6. Centros de mesa

El concepto de centros de mesa no se puede separar de las flores. En su mayoría, estos arreglos se componen de flores y otros accesorios. El abanico de elección y estilo es muy variado. Las tendencias de colores y objetos reciclados remarcan el tono ecológico y natural que brilla en esta época de nueva concientización ambiental. Los caminos de follaje y las guirnaldas de flores que corren por el centro de mesas largas son alternativas a los centros de mesa más compactos.

Lily Orihuela Photography
Lily Orihuela Photography

7. Flores colgantes y rincones románticos

Las grandes composiciones y estructuras de flores son muy vistosas en un escenario de bodas. Las paredes de flores en un photocall, las esferas colgantes sobre las mesas, las cortinas de flores ocupan un espacio en las decoraciones más elaboradas. Las bodas más sencillas optan por ambientaciones rústicas y bohemias con envases y jarrones que nutren rincones románticos. Los arreglos florales para las sillas también introducen color y aroma en el evento.

Los ramilletes en la minuta o en las invitaciones de bodas, las coronas de flores en la cartelería y las decoraciones de flores naturales para la torta de bodas son otras opciones para tener en cuenta dentro de este ABC de flores para el casamiento.