Diego Piuma

Hoy en día existen muchos proveedores que ofrecen sus servicios para fiestas y eventos. Y ante un abanico tan amplio de posibilidades deben mirar bien qué elegir. La realización de un contrato es fundamental para que todo se haga de la manera más correcta y formal posible. Tienen que prestar atención a cada punto de la organización y planificación. Cada detalle es importante. Te aconsejamos con estos tips para ayudarte con la contratación del catering:

1. Todo con contrato

Es muy importante que realicen un contrato con el proveedor y que todos los servicios que éste preste queden estipulados en dicho contrato. Los costes, las posibles señas y los pagos que se hagan deben estar apuntados también. Guárdense todos los recibos como comprobante de pago para su tranquilidad.

2. Personal y servicios 

Según el número de personas invitadas es importante fijar una cantidad de mozos, ayudantes y cocineros adecuada. Sus labores son el pilar fundamental para que todo vaya sobre ruedas. Por ello, es imprescindible que prestés mucha atención a este punto. Fijáte si el número del personal predispuesto es el correcto, qué función tendrá cada uno y atiende a la planificación que se llevará a cabo para que todo salga perfecto. Ademas, consultá si incluyen algún tipo de show para presentar los platos o los dulces.

Diego Piuma

3. Comparar precios y calidad

No todo lo barato es siempre peor y ni lo caro es siempre mejor. Todo depende del tipo de comida, decoración, exigencia y de las pretensiones que tengan a la hora de elegir el catering. Según lo que ustedes elijan: los productos de temporada o fuera de temporada, los precios del mercado en ese momento y la mano del chef son elementos claves que pueden variar considerablemente los costes, la calidad y el resultado del producto.

4. Opciones varias para todos

Lo mejor es apostar por un catering con diversas opciones. Si arriesgan por algo exótico busquen un sabor aproximado a lo conocido. Será más fácil acertar. Todos esperan un plato delicioso, con sabor y carácter, algo que entre de inmediato por los ojos y seduzca al paladar más crítico. Ya sean comidas extravagantes e intensas o más suaves y tradicionales. Tiene que haber para todos los gustos. 

Si no sabés por dónde tirar o tampoco encontrás un proveedor que explote tus ideas culinarias, no te agobies. Muchas veces lo más sencillo es lo más aclamado.

Pablo Rodriguez Photographer

5. Degustación previa

Para evitar sustos y disgustos innecesarios es primordial que realicen una primera cata de la comida que se servirá el gran día. Este primer encuentro con los platos servirá para corregir aquellos sabores que no les convenzan de todo y asegurarse de que sorprenderán y encantarán a todos los paladares de la fiesta.

6. Mantelería, vajilla y bebidas

Hay proveedores que ofrecen estos servicios personalizados para que la mantelería y la vajilla vayan acorde a la decoración del entorno y de los gustos de los novios. Consultá si el proveedor incluye estos servicios además de la organización de las bebidas. No dejés que nada quede de imprevisto y aseguráte de que hay suficiente para toda la demanda de ese día. Mejor que sobre y que no falte.