Le Pou

Las invitaciones de boda acarrean todo un trabajo de elaboración y diseño personal que les ha llevado a decidir sobre la temática de la boda y los detalles formales de las tarjetas de casamiento. Ahora llega la pregunta que todas las parejas se hacen. ¿Cuándo y cómo entregarlas? Para que puedan dar la noticia en tiempo y forma, les contamos algunos detalles para que sepan cuándo sería el momento ideal.

1. ¿Cuántas invitaciones encargar?

Es una fórmula sencilla que determina la cantidad de invitaciones si consideramos una por familia, una por pareja y una para los invitados solos. Se divide la cantidad de comensales por la mitad y se le suma el 20 o 25% de ese resultado. Lo ideal es que no sobren tantas ni falten para que ustedes se queden tranquilos. Siempre surgen imprevistos, alguna invitación que se arruina o se pierde o, quizá, aparezcan nuevos invitados.

La Apasionada

2. ¿Todos los invitados vienen a la boda?

Si enviaron las tarjetas de casamiento con antelación, los invitados podrán ir confirmando su asistencia. Algunos no podrán concurrir, entonces es momento de sacar la lista secundaria de invitados, aquellos que no fueron contemplados en la primera lista por diferentes circunstancias, y sustituir los nombres de quienes no puedan asistir.

3. ¿Cuándo entregar las invitaciones?

Los novios querrán asegurarse la mayor concurrencia posible para compartir la buena ventura del casamiento y los invitados necesitarán acomodar sus tiempos, quehaceres, vida laboral y social para asistir cómodamente y no fallarles a los futuros esposos. Un tiempo estimado sería de dos a tres meses antes del enlace pero dependerá también de las circunstancias personales de cada pareja.

Caja Baja

4. En mano o por correo

En muchos casos depende de las costumbres regionales, pero la tendencia actual es entregarlas en mano cuando se trata de los familiares más cercanos, los amigos y los compañeros de trabajo. Para entregarlas a un grupo reducido se pueden organizar cenas o compartir un café y así repartir varias tarjetas al mismo tiempo. Para los que no vivan cerca o no sean tan allegados, la decisión más práctica es usar el correo postal. Y si se decidieron por las invitaciones 2.0 o una plataforma de casamientos, se enviarán por correo electrónico o por las redes sociales con solo un clic.

5. Si vienen de lejos

Los invitados que viven lejos, en otros departamentos de Uruguay o en el exterior, necesitan recibir la noticia de bodas con mayor tiempo de anticipación porque deben acomodar sus agendas, sus trabajos, en algunos casos, buscar dónde hospedarse y planear su viaje. Un tiempo prudencial sería de tres a cinco meses. En lo posible, utilicen el correo certificado para enviar las invitaciones y asegúrense de que las hayan recibido.

Soluciones Creativas

6. Adicionales

Si eligen casarse en un lugar alejado de la ciudad o en un entorno rural, lo mejor es agregar en las invitaciones un plano con las indicaciones para llegar. Otro tip que los invitados luego agradecen es la indicación del dress code de la fiesta. Cuanto más riguroso sea, quizá los comensales necesiten un mayor tiempo para poder adquirir sus trajes de gala.

Disfruten del momento y los encuentros con los familiares y amigos. Cuando se den cuenta, ya estarán todas las tarjetas de casamiento entregadas, y los invitados estarán revisando sus armarios para buscar el vestido o traje que se adecúe al dress code.