Faculuz Fotografía

Calcular cantidades puede ser un poco difícil. Realmente nunca se sabe si será suficiente o si va a sobrar. Si hablamos del cotillón, la gran pregunta es ¿qué tipo de cotillón comprar y qué cantidad? Si todavía no se decidieron y tienen dudas sobre esto, les dejamos algunos consejos para no fallar.

Cantidad por persona

Las cantidades van a variar dependiendo el presupuesto que manejen. Los vendedores mayoristas siempre suelen tener ofertas que se pueden aprovechar. Se calcula un juego de accesorios cada dos personas. El juego implica collares hawaianos, sombreros y gorros, anteojos y accesorios para hacer ruido como matracas y cornetas. Es buena idea alternar entre un cotillón más costoso y novedoso con el clásico y económico para tener para elegir y a la vez no gastar demasiado dinero.

Fiesta temática

Salem Studios

Si la fiesta tienen alguna temática especial, es ideal comprar dos tipos de cotillón. Un combo tradicional y uno que haga alusión a la fiesta. Por ejemplo si es en la fecha de la primavera, pueden llenar la fiesta de flores con vinchas, collares, pelucas de colores y corbatas de colores saturados. También es importante seguir con el lineamiento de las cantidades. Aproximadamente dos elementos por persona o un juego completo cada dos, ya que no todos usan sombrero y corbata, si no que algunos mezclan entre corbata y matraca, pulsera y peluca, y así sucesivamente.

Si el casamiento cae en una fecha patria, también pueden integrar una banderita por cabeza y así darle un poco de visibilidad a la fecha. Las pelucas con rulos vienen perfectas para recreaciones de los años 80 y las orejas en las vinchas se adecuan a personajes de películas

Carnaval toda la vida

Focus in Life

Para el esperado carnaval carioca no pueden faltar los antifaces, los sombreros de colores, los espantasuegras, las cornetas y los collares. Tampoco las lentejuelas en todos los accesorios y los brillos a flor de piel. Si es el único cotillón que van a utilizar pueden incrementar la cantidad de objetos por persona, ya que serán más económicos que los temáticos y más fáciles de conseguir.

¡Digan whisky!

Javier Maciera

Los cotillones para photocall son un poco más costosos si los mandan a hacer. Lo bueno es que se pueden ir pasando de mano en mano y los pueden dejar en la cabina de fotos o en el espacio designado a las instantáneas para que vayan agarrando a medida que van pasando. Los típicos carteles, anteojos, bocas, coronas y emoticones de redes sociales son infaltables. ¡También vale la sesión de fotos con el celu!

Últimas tendencias

Faculuz Fotografía

Hay algunos accesorios que están tan en tendencia que todos quieren tenerlos en su fiesta. Las caretas de Dalí y las capuchas rojas características de La casa de papel son un ejemplo de ello. Si quieren hacer algún show o baile con los invitados son perfectas para generar un gran impacto visual.

Otro cotillón a la moda son es el luminoso o de neón. Siempre habrá niños en el casamiento que quieran llevarse varios de recuerdo. Si hablamos de modas, por último, tenemos los unicornios y los emojis de WhatsApp. Sólo resta imprimir las caritas y tenerlas a mano para las fotos y armar cuernitos de colores que se pueden poner en vinchas y gorros. Una vuelta de rosca super fácil para los que quieran escapar del cotillón tradicional.

Ahora que ya saben cuánto deberían comprar de cada pieza de cotillón, empiecen a planear qué ideas les gustaron más, qué van a elegir y cómo van a armar alternativas para gastar menos y tener más. ¡Arranca la fiesta!