Si existe un tipo de peinado que se adapta a todos los estilos de novia, sin duda se puede hablar de los que contienen ondas o rulos. Ya sean naturales o armadas en peluquería, las ondas son el complemento perfecto para un look romántico, elegante o salvaje. Cuando veas esta galería, más las ideas de peinados que te dejemos, saldrás corriendo a tu estilista para que te consiga el mismo que te enamoró de este artículo.

Versatilidad: la palabra que mejor define las ondas o rulos

¿A qué nos referimos con esto? A que los peinados que incluyen ondas o rulos se pueden adaptar a cualquier tipo de novias, con sus correspondientes estilos: bohemio, chic, elegante, vintage o romántico. Solo se trata de conseguir el que vaya mejor con tu rostro, y que combine, por supuesto, con el vestido que lucirás ese día.

Ondas al viento: peinados con pelo suelto

Los rulos o las ondas están para lucirlas, sin duda alguna. Ya sea que las consigas con tu pelo natural, o necesites armarlas en la peluquería, es el estilo que mejor se acomoda para llevar con el pelo suelto.

Se trata de un estilo desestructurado, pero que igualmente merece una buena atención de tu estilista. Él o ella verán qué tipo de productos colocar para que el peinado aguante todo el día, además de colocarte los accesorios mínimos para que no te caiga sobre el rostro de manera incómoda.

Semirecogidos: comodidad y sensualidad

Si no te gusta la idea de llevar el pelo suelto todo el día, pero sí querés que tus rulos y ondas se luzcan, tu mejor opción serán los semirecogidos. Dentro de este tipo de peinados, la gama es muchísimo más amplia. Podés semirecoger con una trenza, colocar el pelo en un costado o una simple cola. En lo que deberás poner énfasis es en marcar bien las ondas; se pueden definir con una buclera y a partir de ahí realizar el peinado.

Peinados recogidos: puro glamour y sencillez

Para aquellas novias que aman sus ondas pero las prefieren recogidas también existen buenas alternativas. Lógicamente, como las ondas y los rulos deben notarse, lo más conveniente es inclinarse por “recogidos despeinados”. Esto quiere decir que no será un peinado muy tirante, sino que más bien deje caer las ondas de manera natural. En ese sentido, los recogidos bajos o hacia un costado son la mejor alternativa. Ya sea en una trenza o una cola alta, dejá caer algunas ondas sobre tu rostro; te lo suavizará y le dará un aire muy romántico.

¿Con qué accesorios acompañar?

Como todo peinado de novia, debe estar bien complementado. Esto significa que debés usar un accesorio que le dé el toque final al look. Dentro de las posibilidades que te brindan los peinados con ondas con la melena suelta, podés acompañar con vinchas de flores, ideal para acentuar el look desestructurado.

Para los estilos semirecogidos podés usar pequeñas florcitas distribuidas en el cabello, o simplemente un broche. Si se trata de un peinado recogido, le podés sumar una tiara o una peineta, si preferís algo más formal.

Frescura y naturalidad son los dos primeros adjetivos que te dirán cuando te miren como novia. Y es que justamente la idea que refuerzan los peinados con ondas o rulos es eso: la fluidez, la sensualidad y la ductilidad de una mujer que está tomando la gran decisión de su vida. ¡Animate a lucir uno!