Focus in Life
Focus in Life

Las fotos muy armadas, con poses extrañas o en lugares específicos fueron dando paso en los últimos años a las fotos espontáneas, ricas en sonrisas y expresiones. ¡Lean estos tips y no olviden compartirlos con su fotógrafo! Obtendrán un álbum de fotos inolvidable.

Sesión pre boda

Studio Des Reves
Studio Des Reves

Para ahorrarse los nervios y el estrés en la fiesta, civil o iglesia, pueden hacer una sesión antes del gran día. Sin invitados presentes y en la intimidad de la pareja, pueden conseguir buenas fotografías. Seguramente, el fotógrafo los invite a recorrer un lugar al aire libre, a disfrutar de un atardecer o bien abrazarse a contraluz. No solo podrán practicar la espontaneidad, también conseguirán unas fotos preboda que serán un gran recuerdo.

Los invitados fotógrafos

Nicolas Nuñez
Nicolas Nuñez

Además del servicio profesional de un fotógrafo, ¿por qué no tener un equipo de invitados que también registren todo? Esto les permitirá que cada uno de ellos pueda tomar fotos —tanto a ustedes como al resto de los invitados— desde diferentes ángulos y perspectivas. Ellos se encargarán de fotografiarlos cuando ustedes estén distraídos y que sean cien por ciento genuinas.

Aprovechar el momento de juegos y diversión

Nicolas Nuñez
Nicolas Nuñez

Siempre hay momentos divertidos en los casamientos. Son ideales para tomar las mejores fotos de ustedes junto a sus seres queridos riendo, disfrutando y cuando estén, principalmente, despistados sobre la presencia de la cámara. Es una buena experiencia para salir riendo en las fotos.

Dejar de lado las poses

Salem Studios
Salem Studios

Si ves a los fotógrafos trabajando en diferentes situaciones de la celebración, lo mejor es dejarlos que hagan su trabajo sin interrumpirlos. Ellos son profesionales y saben cómo gestionar la situación. ¡Ustedes dedíquense a disfrutar del momento, eso los hará verse naturales y espontáneos!

Anteriormente las fotos eran demasiada posadas. Los novios se veían muy erguidos, muy serios y muy formales. Hoy por hoy las cosas son más relajadas y no hace falta estar al lado de un árbol con flores ni en un estudio con fondo blanco donde todo sea perfecto y detallista. Dejen volar la imaginación y con la ayuda de un fotógrafo especializado hagan que esa foto sea más que eso: que sea un gran recuerdo de un momento divertido.

¿Hay pileta? ¡Aprovéchenla!

Posada La Casa de los Limoneros
Posada La Casa de los Limoneros

Si se casan en verano y el lugar cuenta con pileta, ¡aprovechen para conseguir las mejores fotos! Jugar, tirarse agua, nadar y relajarse en un flotador son algunas de las cosas que pueden hacer tanto en la sesión de bodas como en la fiesta si deciden que sea al aire libre y en una quinta. Como no estarán atentos a posar si no que se van a dedicar disfrutar y zambullirse, podrán conseguir unas fotos súper naturales y divertidas.

¿Qué idea les gustó más? Pueden aprovechar varias y coordinarse con su fotógrafo y sus invitados para que todos registren los mejores momentos de la noche. Después será el momento de elegir las mejores y ¡armar el álbum!