Faculuz Fotografía
Faculuz Fotografía

Sin duda, lo que nunca pasará de moda serán las bodas. Pero, en el medio, las tradiciones clásicas van adoptando otras dinámicas, para aggionarse o modernizarse, pues las parejas también van cambiando con el tiempo. Si bien el clásico vals es uno de los momentos más representativos de un casamiento, actualmente ha adquirido formas más divertidas y creativas, para que el primer baile de los novios refleje la esencia de la pareja.

Díganle que sí a lo novedoso, a los cambios y, sobre todo, a los que les haga bien. Se trata de su boda, por lo que no existen límites o protocolos que tengan que seguir si no quieren. Lo único que importa es quedarse con lo que se sientan realmente cómodos. Hoy los dejamos con siete ideas para que se luzcan con el primer baile como esposos.

1- Mitad vals, mitad sorpresa

El factor sorpresa es algo que nunca falla. Pueden comenzar bailando el vals de manera tradicional, y de repente, ¡pum!, enganchar con otro ritmo más alegre o movido. No hay ningún tipo de limitación en ese sentido, sino que simplemente haga bailar también a sus invitados.

Nicolas Nuñez
Nicolas Nuñez

2- Coreografía de película

Muchísimas películas tienen a la música como la protagonista. Y, entre medio, entretenidas coreografías, que pueden copiar para su primer baile como esposos. No es necesario que sea algo demasiado complejo, pero sí que los haga divertirse. Piensen en películas al estilo de “Grease”, “Pulp Fiction”, o cualquier otra que tenga una pareja como protagonistas. ¡Ritmo asegurado!

3- Lo que se escucha en el momento

Cada época está marcada por una canción de moda, esa que todos se saben y todos quieren bailar. Elegir un tema musical de ese estilo es también una excelente idea como alternativa al vals. Puede ser un reggaetón, una cumbia, algo más pop, o lo que quieran, siempre procurando que sea un hit.

Sacramento Audiovisuales
Sacramento Audiovisuales

4- Un baile típico o regional

Hay danzas que son típicas de cada país, y que todos disfrutan de ver y bailar. Si en el lugar donde viven tiene una danza típica, no duden en armarse una coreografía. Si prefieren algo más nacional, pueden buscar una agrupación de candombe y bailar con todos sus invitados al ritmo de los tambores.

5- Invitar a sus amigos a ser parte

Las coreografías grupales o flashmob siempre son un acierto. Son una excelente manera de incorporar a sus amigos y familiares a ese momento tan especial. Elijan a sus más cercanos, y preparen una coreografía simple, pero impactante. Pueden comenzar bailando ustedes solos y que luego se vayan sumando sus amigos de a poco. ¡Los tomará por sorpresa a todos!

Salem Studios
Salem Studios

6- Épocas que marcaron un antes y un después

¿Por qué no hacer un baile típico de los 70 o los 80? Fueron grandes épocas musicalmente hablando, por lo que nunca viene mal recordarlas y rendirles homenaje. Pueden bailar desde un rock hasta una música disco o incluso, algo bien pop al estilo de Madonna. Si le quieren sumar todavía más impacto, pueden elegir atuendos propios de la época.

7- Un show de primer nivel

Si el baile es lo suyo, y realmente se quieren lucir, pueden armar una coreografía más completa, con un show con componentes artísticos, que incluya luces, humo, otros bailarines, entradas, salidas y ¡todo lo que sirva para sumar!

Ser originales y creativos son detalles que suman y personalizan cada una de las bodas. No es necesario que se limiten en ningún aspecto de su casamiento: si tienen ganas de hacer algo, ¡háganlo! Usá el vestido que te gusta, sirvan el menú que desean ¡y bailen y rían sin ningún tipo de preocupaciones! Dar un paso tan importante como casarse, merece ser festejado de la mejor manera.