Focus in Life

Existen infinidad de estilos de casamientos. Por eso es importante que, primero, sepas cuáles son y qué detalles son los que componen cada uno de ellos para tomar la decisión que más se aproxime a tus ideas. ¡Inspirate con esta selección de 8 estilos para un casamiento único!

1. Estilo clásico

Diego Piuma

Lo más característico del estilo clásico son los salones de fiesta con grandes centros de mesa, la vajilla decorativa y las lámparas llamativas. Tampoco pueden faltar flores y plantas elegantes que decoren sin excesos, para que todo esté en su justa medida. Además, la gama cromática suele ser bastante lineal variando, solamente, entre dos tipos de colores o dentro de una misma escala de color. Los que más se usan son los intensos o señoriales, como el azul o el gris, o más refinados, como el beige. Estos se combinan casi siempre con el color blanco, el elegido por excelencia. Este estilo es propio de los casamientos más tradicionales donde el protocolo se cumple al pie de la letra.

2. Estilo urbano

Es un estilo moderno y casual, pero a la vez glamoroso y elegante. Estos casamientos se suelen celebrar en grandes hoteles de la ciudad que ofrecen terrazas con vistas espectaculares. Los detalles más característicos del estilo son: el juego de luces con láseres, las velas y la combinación de colores vivos con colores intensos como el granate, el morado o el negro. Además, las cortinas de agua donde se proyectan imágenes o las cascadas de humo y cualquier efecto sorprendente para innovar y asombrar a los invitados, están a la orden del día en el estilo urban.

3. Estilo romántico

Lucía Cruz

¡Para sentirte como una verdadera princesa de cuento de hadas! Un jardín verde o la playa son los lugares ideales para celebrarlo. En este estilo no pueden faltar las flores de todos colores, especialmente, combinados entre colores vivos y delicados y suaves tonos pasteles. El arco de flores y plantas es típico para decorar el altar. Tanto una decoración colgante de luces amarillas que cubren los árboles, como una decoración con telas y blondas son característicos del estilo romántico.

4. Estilo vintage

Lily Orihuela Photography

El estilo retro logra una decoración mágica y confortable con objetos simples o con creaciones DIY. Las lámparas globo, las luces amarillas y los banderines son algunos de los tantos objetos preferidos para decorar un entorno vintage al aire libre. Además, se juega entre colores llamativos con colores intensos e incluso efectos oxidados. En una decoración interior no pueden faltar tampoco las jaulas antiguas, las flores, botellas, latas o frascos de cristal con velas. Muchas veces se colocan carteles para señalizar dónde está la barra de cócteles o dónde está el WC. Abundan las palabras y las frases significativas que decoran todo el entorno del lugar.

5. Estilo chic

El estilo shabby chic mezcla lo retro con lo DIY. Predominan los colores blancos y pasteles con tendencia al rosa, lila, fucsia y azul. Se parece al estilo vintage en cuanto a detalles para decorar —jaulas, flores, macetas, frascos—, pero la diferencia radica en la intensidad de la luz. En un casamiento vintage, los colores tienden hacia la oscuridad, consiguiendo un ambiente más bohemio. En cambio, el estilo chic se caracteriza por tener una luminosidad y una claridad total. Se convierte en ideal para los casamientos de día, tanto en espacios al aire libre como en espacios interiores.

6. Estilo rural

La Celebración

Este estilo campestre se caracteriza por evocar a la naturaleza y a la vida en el campo con la presencia de troncos de árboles, piñas de navidad, faroles para velas, chimeneas, cajitas de madera, ruedas de carruajes, plantas grandes y muchos detalles más que pretenden crear un entorno bucólico. Materiales como las cuerdas rústicas o fibras como el yute son ideales para decorar los souvenirs o las tarjetas de los invitados.

7. Estilo boho

Diego Piuma

Un estilo de lo más relajado y espontáneo. Los novios y los invitados pueden ir, incluso, descalzos si es una ceremonia en verano y al aire libre. Predomina una decoración DIY: guirnaldas, pompones de colores o banderines. La iluminación es muy importante, por ello las luces colgantes estilo circo o las luces en las ramas de los árboles son las que más predominan. Son imprescindible las velas y las flores. Los colores claros y llamativos se mezclan sin cesar.

8. Estilo temático

Es uno de los estilos que más se pueden personalizar debido a que se trata de elegir un tema —aficiones, series y películas favoritas, cantantes— que se identifique con la pareja. Todo tiene que estar relacionado con el tema que elijan: la música, la recepción, la vestimenta, los souvenirs, las invitaciones, los centros de mesa, y por supuesto, toda la decoración del lugar. Dependiendo del tema que seleccionen, será un casamiento más o menos informal. Es importante que elijan un tema que realmente les encante. Si siempre soñaste con tener una boda temática, no lo dudes, será muy especial.