Florencia Saavedra
Florencia Saavedra

Sabemos que las flores son protagonistas en una boda. Se piensa en flores para incorporar en distintas instancias del casamiento. Así, el ramo va en sintonía con el vestido de novia, se incluyen flores en la decoración de la torta de bodas, en los centros de mesa y en todos los rincones más románticos. En la dinámica de colores y texturas, los arcos de flores decoran bellamente. Descubran cómo integrarlos.

1. Vistosos e inspiradores

Los arcos de flores son uno de los elementos más decorativos y vistosos en el entorno de una boda. Son muy versátiles porque pueden ubicarse en cualquier rincón del casamiento, pero sin duda donde mejor se lucen es en el altar de una ceremonia en el exterior, en un jardín, en un campo o en una playa. Tienen de por sí un aire desenfadado de verano. No tienen que ser muy prolijos, la caída de las flores y el follaje les darán el toque personalizado.

2. Las estructuras

Lo más frecuente es montarlos sobre estructuras de madera. Con una base de abundante follaje, se van incorporando las flores elegidas agrupadas en pequeños ramos o bouquets, y en algunos casos, se van entretejiendo textiles o pompones de tul para crear una composición elegante y romántica. A los costados, al pie de los postes, también es común ver accesorios como canastas, jarrones o faroles. Otras estructuras posibles son de metal, ramas o cañas de bambú.

3. Muchos estilos

El movimiento natural y el protagónico de las flores ponen el acento campestre, boho o rústico, ya que remiten a bodas al aire libre, ambientes abiertos y mucho romanticismo. Aunque se acoplan muy bien a espacios descontracturados, pensados para disfrutar del contacto con la naturaleza, los arcos para bodas también pueden ubicarse en escenarios cerrados. Por ejemplo, detrás de la mesa de los novios o como rincón para fotos.

Pedro Lampertti
Pedro Lampertti

4. Las flores

En cuanto a las especies, las rosas, los crisantemos y los claveles son las flores más resistentes para armar este tipo de estructuras. Entre los diseños pueden confeccionar un lecho completo de flores blancas y pasteles, decantarse por un suave salpicado o elegir un tono más minimalista y dar más espacio a los verdes con ligeros puntos de colores intensos. Una tendencia que crece en decoración es diseñarlos con hierba de las pampas, que embellecen de maravillas un altar de novios.

Benditas Flores
Benditas Flores

5. Flores de papel

Con enormes flores de papel en tonos blancos y pasteles pueden elaborar un arco para bodas ideal para colocar en el pasillo de ingreso a la iglesia. Recuerden que deben preguntar cuánta libertad tienen para hacer este tipo de decoración en el recinto. Se puede complementar con los arreglos de flores colocados en las butacas y en el altar.

Casa Castilla Bodas
Casa Castilla Bodas

6. Flores y telas

Es otra combinación perfecta para confeccionar arcos para bodas, sobre todo aquellos que se forman con cuatro pilares, a modo de toldo. La cadencia de los tejidos y las flores, todo al tono, resalta el estilo bohemio ideal para bodas campestres o de playa. Los arcos pueden ser muy sofisticados o sencillos. También depende del presupuesto y del tipo de boda.

Por último, que las flores y los accesorios del arco combinen con la tendencia natural de otros elementos y con la paleta de colores de la boda. Para garantizar una puesta de película, busquen manos expertas. ¡Ya están casi listos!