Ir al contenido principal
Casamiento

¿Quiénes se sientan en la mesa principal? 7 consejos

De acuerdo con la cantidad de miembros de la mesa principal, elegirán una mesa u otra. Pero lo que resulta más difícil es elegir a esas personas especiales. No hay una sola forma. Como en tantas otras cosas, la elección queda para los novios.

mesa principal novios sillas con cartel

mesa principal novios sillas con cartel

La forma más sencilla y obvia es sentarse con los padres. De seguro irán viendo que no es tan fácil tomar esa decisión. Las familias son muy diferentes, lo que para algunos puede ser la norma, para otros resulta muy contradictorio. Sin embargo, queremos tranquilizarlos y decirles que la forma de armar la mesa nupcial es tan libre como cualquier otro concepto del casamiento. Aquí, algunas sugerencias para resolver la cuestión.

1. Qué dice el protocolo
2. Qué hacer si hay desencuentros
3. Cuando hay ausencias
4. Mesa familiar
5. El cortejo nupcial
6. Mesa para dos
7. Organizador web

1. La forma clásica según el protocolo

Look Be Creative

Sentarse con los padres o los padrinos y padres es la forma más tradicional. Por lo general, eligen una mesa alargada, ubicada en un sitio propicio adonde alcancen todas las miradas. Los novios se sientan en el centro y a los lados los padres de cada uno respectivamente, sentándose hombre y mujer intercalados. Si se suman los padrinos para compartir la mesa nupcial, el padrino se sienta al lado derecho de la novia, continúan la madre y el padre de la novia; mientras la madrina se sienta al lado izquierdo del novio, seguida por el padre y la madre del novio.

2. Cuando hay desencuentros

BiG Punta del Este

Las dudas más frecuentes surgen cuando los padres están separados o divorciados. Son casos en que tal vez prefieran sentarse con sus mejores amigos, los hermanos y sus parejas u otros familiares cercanos, como tíos o abuelos. Es un formato más distendido y ustedes deciden quiénes son los integrantes de la mesa principal.

3. Cuando hay ausencias

Chacra Bonet

Si la forma tradicional no puede completarse por la ausencia de algún miembro, pueden optar por cubrir ese espacio con otro familiar cercano o decantarse por la alternativa anterior y distenderse con una forma más sencilla y relajada. El grupo de amigos más íntimos es perfecto para sentirse cómodos con la elección frente a estas circunstancias que no se pueden cambiar.

4. Mesa familiar

mesa principal casamiento

Los novios siempre pueden optar por armar una mesa familiar junto con padres y hermanos. Son experiencias más relajadas, en las cuales la familia completa se siente anfitriona de la celebración. Son los casos de mesas extendidas con muchos familiares que quieren sentarse juntos sin cuidar mucho del protocolo. Las mesas imperiales son perfectas para familias multitudinarias.

5. El cortejo nupcial

Look Be Creative

Es una opción menos frecuente pero muy válida si quieren incluir a todas las personas que los acompañaron durante el cortejo nupcial y ensayaron con ustedes todos los pasos que se llevan a cabo en las ceremonias. Durante esos repasos compartieron otras experiencias y el cortejo tuvo su papel protagónico sin igual cuando llegó el momento inolvidable de la ceremonia.

6. Mesa para dos

José Luis Casal

La libertad para elegir con quiénes sentarse en la mesa también les abre la opción de sentarse solos en una mesa pequeña y acogedora. Los motivos pueden ser muy amplios, como las ausencias, las familias con desencuentros o, sencillamente, porque prefieren compartir ese momento de la recepción a solas, sabiéndose el centro de las miradas.

7. Organizador web

Casa Castilla Bodas

El organizador de mesas de nuestro portal es una herramienta muy útil para distribuir a los invitados en las mesas. Desde allí será mucho más sencillo y práctico. Con el organizador web, eligen la ubicación de los comensales, según la cercanía o la afinidad que favorezcan la dinámica de la boda. La regla que deben considerar como pilar es la afinidad entre los familiares y los amigos.

Lo más importante es sentirse cómodos con las decisiones y con la configuración de las mesas y los sitios asignados. Quizá la preocupación pueda estar presente, pero los invitados solo desean verlos felices en un día que no se va a repetir.