Jessica Rodriguez

Después de la tan esperada celebración, una vez que todos los nervios acumulados y las intensas emociones se van calmando, llega el momento del viaje de novios. Es la oportunidad perfecta para relajarte y desconectar del mundo exterior, dando paso a la intimidad y a la cercanía con tu pareja. Hay cosas que pueden hacer que tu viaje soñado no sea tan especial como esperabas, por este motivo, te damos una lista de las cosas que no debés hacer:

1. No hagás cosas solo para complacer al otro

La luna de miel es la ocasión adecuada para visitar nuevos lugares y sorprenderte con deliciosas comidas autóctonas pero mientras los dos quieran hacerlo. No cuenta si querés ir a la playa pero tu pareja quiere visitar ruinas, pónganse de acuerdo buscando la mejor alternativa porque el viaje es de los dos y se trata de disfrutar.

2. No hablés de temas que puedan terminar en una discusión

Es el momento de vivir el presente y dejar de lado aquellos temas que sabés que pueden provocar momentos incómodos. Los temas relacionados con amigos, suegros y, sobre todo, ex novios quedan totalmente prohibidos. Hablar de ustedes y de sus sueños es el mejor camino.

3. No hagan cosas por separado

Está muy bien que cada uno tenga su espacio pero este viaje es para que disfruten y hagan actividades juntos, como un relajante masaje de pareja, una cena romántica, una excursión que les interese a los dos, etc. Multitud de opciones les están esperando.

Focus in Life

4. No hagás de la luna de miel solo un viaje turístico

Muchos de los viajes de novios se convierten luego en un viaje turístico y te llevará a cometer el error de olvidarte del verdadero significado de la luna de miel. Recuerden que, además de ser un viaje de descubrimiento de nuevos lugares y costumbres, es el momento oportuno para conversar, para disfrutar abrazados de un hermoso atardecer, para soñar y por qué no, para conocerse mejor el uno con el otro.

5. No dejés que la tecnología se convierta en el tercer invitado

Olvidáte de llevar el celular, la compu o el Ipad y si lo llevás no estés pendiente todo el día de las redes sociales, ni de la familia ni de los amigos y, ni mucho menos, del trabajo. Cuando vuelvas del viaje vas a tener la oportunidad de mostrar las fotos y de contar las nuevas experiencias vividas. Es momento de vivir el presente como marido y mujer ¡No desaprovechen ni un segundo!

6. No te estresés pensando en lo que vendrá

No te agobiés con el futuro inmediato de la vida conyugal ni tampoco agobies a tu recién marido o mujer. Muchas cosas nuevas van a venir y los dos juntos y en compañía van a saber afrontarlas de la mejor manera.

7. No perdás el tiempo haciendo cosas que podés hacer después

Actividades como ir de shopping o ir a la peluquería pueden esperar. Claro que si los dos están de acuerdo y disfrutan a la vez, está permitido. Si no es el caso, te recomendamos que dejes estas tareas para la vuelta.

Deborah Dantzoff

8. No te enloquezcas con los regalos

Querés llevar un suvenir o un presente a tus familiares, a tus amigos, a los amigos de tus amigos, a los vecinos, a tu peluquero, a, a, a… y la lista puede ser infinita. No te obligués y ni tampoco te sientas en compromiso con todo el mundo. Nuestro consejo es que llevés un presente a los más íntimos o a aquellas que considerés más importantes. Lo esencial es que esto no te ocupe demasiado tiempo así disfrutás cada minuto de tu luna de miel.

9. ¡No desaprovechés ni un segundo! 

Lo más importante es aprovechar cada momento y poner en práctica el Carpe Diem. Es un viaje tan único y especial que lo van a recordar toda la vida y, por eso, cada segundo es muy significativo.

10. ¡No amés poco!

No te olvidés de lo esencial para que funcione este viaje y todos los que tengan por delante, amar con todas tus fuerzas a tu pareja y demostrárselo todos los días de tu vida.