Concepto Plum

Según el gusto de cada uno, existen muchas opciones de decoración que podés imaginar, crear y proyectar. Además de muchas cosas, tu color o colores favoritos, unas flores que te fascinen o un tipo de tela que te encante, pueden ser tu base de inspiración. Tus invitados pasarán una gran parte de la celebración en las mesas, están deberán estar perfectas para ellos. Es ideal que seas detallista para demostrarles lo especiales que son para vos y queden encantados:

1. Mesas florales

Ideal para los casamientos de aire romántico. Cubrir de flores de colores las mesas o con un color que vaya a juego con la vajilla o las sillas creará un gran impacto visual. Los más recomendados son los tonos pasteles por su frescura y delicadez. Te recomendamos colocar las flores de una manera estratégica y elegante, captarán la atención y el gusto de todos.

2. Mesas de estación

Si no tenés muy claro cómo decorar las mesas o nada te convence, podés hacer caso a la madre naturaleza y adaptarlas acorde a la estación del año que estás viviendo. De esa manera, tanto el ambiente exterior de la calle como el interior del salón estarán en plena sintonía.

Reina Mora

3. Mesas con adornos colgantes

¿Por qué no jugar con la gravedad? Los centros de mesa en las alturas son muy atractivos, vistosos y quedan realmente bonitos y originales. Buscá el punto intermedio, que no sea ni muy recargado ni demasiado simple o minimalista. Fijáte bien que no tape la visibilidad entre tus invitados para que puedan conversar en la mesa sin ningún impedimento.

4. Mesas coloridas

Podés dejar volar tu imaginación y usar los colores que más te gusten. Son muy originales las coloridas copas grandes, cubiertos, vajilla, servilletas o velas coloridas. Para los más atrevidos y amantes de los colores, pueden elegir, como si de un arcoíris se tratase, un color determinado para cada mesa. Si pensás en algo más delicado y tradicional, podés mezclar los colores que más te gusten y, sobretodo, que combinen siempre, con una base de blanco. El contraste los hará resaltar aún más. Es un recurso de lo más vistoso. 

5. Mesas temáticas o autóctonas 

Si optaste por una temática en concreto para tu casamiento las mesas tienen que ir acorde a ello. ¡Imaginación al poder! También, podés decorar tus mesas al estilo más uruguayo con elementos típicos del país y de la ciudad en donde nacieron los novios.

Valverde

6. Mesas sutiles

Con unas velas y unas ramas de lavanda podés crear una mesa delicada, sencilla y hermosa. A veces no se necesita tanto para brillar. 

7. Mesas con un particular centro de mesa

Podés dar todo el protagonismo a un llamativo, singular y extravagante centro de mesa. Muchas veces la sencillez decorativa si está bien expuesta, capta todas las miradas. Podés optar también por vajilla, mantelería y complementos neutros para apostar por un delicado y minimalista centro de mesa. 

8. Mesas con velas

La iluminación de las velas otorga el toque romántico, delicado e íntimo que estás buscando. En el centro de las mesas podés poner velas chiquitas y grandes, variando el tamaño. Sino, podés pensar una gran vela de diseño que combine con los detalles que haya alrededor. El conjunto de todas las mesas iluminadas crearán un ambiente precioso y cálido.

Chacra Arte & Eventos

9. Souvenir personalizado

Si los detalles son lo tuyo, podés sorprender a tus invitados con un pequeño obsequio de bienvenida. Personalizar la servilleta con el nombre de cada uno de ellos, por un lado, y los nombres de los novios, por el otro, les va a encantar.

10. Mesas con palabras significativas

Es una tendencia que ha ido tomando terreno en muchas celebraciones y, sobretodo, en casamientos. Se puede elegir el tipo de letra y diseño que más les atraiga. Las palabras significativas pueden ser infinitas, las más clásicas en inglés o castellano son: love, amor, te quiero, te amo, juntos, etcétera. También, se puede dar el toque personal diseñando los nombres de los novios y ponerlos juntos en cada mesa.