Lucía Cruz

Sin duda, recibir una invitación a una boda genera una reacción. Ya sea de sorpresa, de alegría o de ambas; los invitados siempre expresan algo cuando se enteran de que una pareja cercana se está por casar. Algunas de esas frases suelen ser muy graciosas, otras quizás puedan ser un poquito "criticonas" y otras simplemente son la muestra de que se alegran muchísimo por ustedes.

Pero lo que es seguro es que nadie se queda callado frente a la proximidad de una boda. Hoy les traemos algunas reacciones que serán tendrán sus invitados cuando se enteren de que están por dar el "sí, quiero".

Los invitados sorprendidos

Focus in Life

Muchos se mostrarán sorprendidos por la noticia de que ustedes contraerán matrimonio. Y estas podrían ser algunas de sus reacciones:

  • 1. “¿Se van a casar tan pronto? La verdad es que no les tenía mucha fe.”
  • 2. “¡Qué sorpresa! Después de siete años de novios, ¡era hora!
  • 3. "¡No pensé que iban tan en serio!"
  • 4. “Por fin se pusieron serios. Creí que nunca iban a formalizar”
  • 5. “¿Ustedes casarse? ¿Ella está embarazada?”
  • 6. “¡¿Se van a casar?! ¡Pensé que solo era algo casual!”

Los invitados que cumplen función de profetas

Sempiterno Fotografía

Nunca faltan los amigos o familiares que comienzan a anunciar pronósticos respecto de lo que podría ocurrir ese día o inclusive cuando ya estén casados. A modo de gracia, algunas de las frases que pueden escuchar pueden ser:

  • 7. “No se casen el día 13, ya saben que es de mala suerte”.
  • 8. “Se llevan re bien, así que seguro van a tener un matrimonio muy feliz. Tienen mucha paciencia los dos”.
  • 9. “Este año seguro me toca el ramo. Ya lo estoy presintiendo”.
  • 10. “Tengo que empezar a adelgazar o no voy a llegar a estar en forma para esa fecha”.
  • 11. “Ni me imagino la cara que va a poner su ex cuando se entere”.
  • 12. “Me encanta el salón donde hacen la fiesta. Seguro contratan el mismo DJ que hubo en la fiesta de compromiso”.

Invitados felices con la noticia

Nicolas Nuñez

Seguramente, la reacción más común será la de los invitados que se sentirán muy contentos con la noticia, y mucho más contentos porque los hayan invitado a compartir con ustedes.

  • 13. “¡Qué felicidad, enhorabuena!”
  • 14. “Les deseo toda la felicidad del mundo. Se lo merecen porque los dos son muy buenas personas”.
  • 15. “Son mi pareja preferida en el mundo. Yo vi nacer ese amor, así que voy a brindar mucho por ustedes”.
  • 16. "¡Desde ya comienzo a buscar un vestido a tono con tamaña ocasión”.
  • 17. "¡Me encanta verlos tan felices!"
  • 18. "¡Qué hermosa boda van a tener! Voy a ayudarlos en todo lo que pueda."

Invitados un poco criticones

SI Fotografía

Aunque lo quieran negar, algunas personas siempre buscan criticar un poco, aunque sea sin maldad.

  • 19. “Si ya tienen hijos y conviven, no entiendo para qué se casan”.
  • 20. “Tuve una boda en ese salón hace poco. Es bastante frío y alejado”.
  • 21. “Qué bajón que sólo me hayan invitado a mí y no a mi pareja”.
  • 22. “¿Debo pagar mi entrada? ¿Ahora se festeja así?
  • 23. “Para esa época la temperatura será muy baja”.

Invitados antiboda

Diego Piuma

Nunca faltan esos invitados que no están de acuerdo con la idea de casarse y piensan que no es una buena idea.

  • 24. “El casamiento es un invento de los gobiernos para controlar a la gente”.
  • 25. “Saben que no estoy de acuerdo con ir a la Iglesia, no sé para qué me invitan”.
  • 26. “Si uno está enamorado, no entiendo por qué necesita un papel para confirmarlo.

Invitados fashionistas

Lucía Cruz

Por último, se encuentran los invitados a los que les preocupa su imagen y apenas reciban la tarjeta ya estarán pensando en su vestuario de ese día.

  • 27. “Necesito un vestido nuevo que vaya con las nuevas tendencias”.
  • 28. “Los colores que se usarán para esa fecha combinan perfecto con los zapatos que me compré la semana pasada”
  • 29. “¡Estoy ansiosa por ver cómo será el vestido de novia!
  • 30. “Iremos combinados con mi pareja, tal como se visten las parejas de Hollywood”

Aunque no lo crean, estas frases son más que recurrentes cuando a los invitados les llega su tan linda tarjeta de invitación. Recuerden que ninguno de ellos las dirán con mala intención, y las bromas son inocentes. Lo importante es contar su presencia ¡y su cariño!