Sempiterno Fotografía

Después del vestido de novia, el peinado es la segunda gran incógnita del look de la novia y su elección no puede tomarse a la ligera. Muchas novias lo saben y por eso acuden a un asesor de imagen o buscan consejos entre amigas, una hermana o una madre. Si este es tu caso, todavía estás a tiempo de encontrar el peinado que tanto estás buscando. Primero, debés tener claro qué tipo de rostro es el tuyo: redondo, cuadrado, ovalado, rectangular, alargado, triangular o invertido. En base a ello podrás definir el tipo de peinado que más te favorezca.

Rostros ovalados

Sempiterno Fotografía

Si sos una novia de rostro ovalado ¡estás de suerte! Tu rostro es un comodín para todos los peinados. Cualquier peinado recogido o con el pelo suelto te favorecerá. Aprovechando esta versatilidad de tu rostro, te animamos a apostar por las tendencias como la media melena o los cortes bob o pixie si querés arriesgar con un corte masculino. Si buscás un peinado más formal, un recogido con broche o tiara es ideal. A las novias más bohemias los peinados con trenzas desechos y despeinados les quedará de lujo. Si querés llevar el pelo suelto, los peinados de pelo largo con ondas marcadas son los más adecuados para un estilo clásico mientras que las ondas desenfadadas van con un estilo más relajado.

Rostros redondos o cuadrados

Sempiterno Fotografía

Ambos rostros se parecen en largo y en ancho aunque el rostro cuadrado tiene los ángulos más marcados. A los dos les favorece aportar volumen en la parte de arriba del peinado y evitar volumen en los laterales de la cara. Si querés llevar un peinado recogido, los recogidos muy altos son los más favorecedores. Si buscás un poco de movimiento y naturalidad podés dejar algunos mechones sueltos del flequillo o de las patillas que ayudarán a estilizar el rostro disimulando los laterales de la cara. Si buscás otra alternativa, podés llevar un elegante recogido bajo de lado que será un acierto seguro.

Rostros alargados o rectangulares

Salem Studios

La única diferencia entre ellos es que el rostro rectangular tiene más ángulo y el alargado es más finito. Si tenés algún tipo de estos rostros debés saber que te favorecen los volúmenes en los laterales de la cara, pero debés evitar el volumen de arriba al 100%. Las ondas son tus mejores aliadas para dar ese impulso a los laterales: ondas sueltas, marcadas o hacia un lado si querés llevar el pelo suelto. Si pensás llevar el pelo atado entonces los recogidos bajos o hacia un lado son los más acertados, siempre dando volumen en los laterales o dejando esa parte un poco desecha para dar amplitud al rostro. Además, los peinados o recogidos con flequillo te quedarán súper bien.

Rostro triangular

Del Mate Films Productora

Este tipo de rostros tienen la mandíbula más ancha que la frente, por lo que los peinados más favorecedores son los recogidos de lado junto con los flequillos de lado, como también los recogidos altos con mechones sueltos para disimular la zona de la mandíbula y mejillas. No te favorecerá dejarte el pelo muy liso ni los flequillos muy marcados que cortan la frente. Si querés llevar el pelo suelto, apostá por una melena con volumen en la zona de arriba del lateral de la cabeza.

Rostro triangular invertido

Sempiterno Fotografía

Si tenés este tipo de rostro es que la frente es más ancha que tu mandíbula, por lo que los peinados más favorecedores son los que disimulan tu frente para dar armonía al rostro. Los recogidos medios o bajos son los más adecuados a tu rostro y, si además tenés flequillo, es tu mejor aliado. También te favorece el pelo suelto liso con volumen en la parte de abajo. Si tenés un corte medio, la media melena con volumen a partir de las mejillas es ideal para este tipo de rostro.

¿Descubriste cuál es el peinado o recogido que mejor se adapta a tu rostro y te saca mejor partido? Una vez que lo sepas, podés empezar a buscar los mejores complementos para conseguir un look impecable.