Salem Studios

El año 2019 se viene con una nueva impronta: los vestidos ceñidos a la cintura serán uno de los protagonistas, y el estilo sastre se verá tanto en chaquetas como en vestidos. Para las bodas de día se destacarán los estilos románticos, con aires retro. En cuanto a los estampados, las rayas serán el aporte vanguardista. Veamos cómo convertirte en una novia o invitada a tono con las últimas tendencias.

Modelos con cintura ceñida, breteles a la vista y botones en tamaño extra

Sempiterno Fotografía

Para el año que viene, sobre todo para el verano, se vienen los modelos náuticos o retro, con vestidos que ciñen la cintura. Es un modelo que está indicado para todos los cuerpos, puesto que ayuda a marcar la cintura y estiliza el cuerpo.

Los breteles gruesos, propios de un estilo retro serán otro de los protagonistas, en micro-tops o en vestidos con corte midi. ¿Qué más? Llegan los botones a la vista, en tamaño grande, no sólo con un fin práctico, sino también usados como detalles decorativos. Otro de los cortes que vino para quedarse el año próximo es el sastre, que ya se vino usando durante este año. Estas tendencias son ideales para combinar con los vestidos de las invitadas en un casamiento, ya que se adaptan a todos los gustos y tipos de boda.

Estampados con líneas y rayas

Pronovias

Parecen difíciles de combinar, pero lo cierto es que siguiendo algunas pautas, pueden ser el estampado perfecto para una boda. Para la temporada del año próximo, y para bodas de noche, lo ideal son los vestidos largos con líneas finas, que son más delicadas y más indicadas para ese momento del día.

Para las bodas al aire libre, los modelos con rayas grandes, horizontales o verticales, son uno de los estilos más jugados y originales que se vienen. Es importante recordar que las líneas verticales estilizan la figura y las líneas horizontales, la ensanchan.

Vestidos románticos, largos hasta el empeine y cuellos cerrados

Salem Studios

Tal como adelantábamos al principio de la nota, se viene un fuerte estilo romántico, que sin duda puede aplicarse en vestidos de novia y en los modelos para las invitadas.
Los vestidos con mangas y extra largos son el must de esta temporada. Si tenés un cuello fino, podés jugar con modelos con cuello abotonado. Si en cambio preferís dar aire a esa zona, podés prescindir de ellos.

Para novias arriesgadas, se vienen los modelos de dos piezas, con pantalones extra oxford y chaquetas con corte sastrero.

Colores que marcan tendencia

Sacramento Audiovisuales

La gama de colores que se vienen para este año son varias: predominan los colores puros, como los azules, los verdes o los violetas, en tonos muy vibrantes. Pero también se imponen los colores nude o pálidos, como el rosa viejo o el marfil, ideales para vestidos de novia de civil.

Los estampados serán sin duda los protagonistas, predominando las formas geométricas, como círculos o las líneas. Igualmente, las flores grandes seguirán usándose.

Los pies, también a la moda

Nicolas Nuñez

El calzado también tendrá su impronta dentro de las tendencias del año próximo. Las sandalias de tiras finas serán el elemento destacado, sobre todo en color negro y de taco bajo.
Los metalizados, que si bien ya se venían usando en esta temporada, seguirán con más fuerza durante la próxima. Este mismo estilo, sobre todo en plateados, también se verá en bolsos playeros y en mochilas, propias de un look muy urbano.

¿Ya tenés tu look armado para la boda que se viene? ¿Ya elegiste un vestido de novia que siga las últimas tendencias? Seguro que con esta nota te quedaron más claros algunos conceptos, y ya comenzaste a pensar qué vestidos usarás como invitada y cuál será tu total look el día de tu boda.