Ir al contenido principal
Casamiento

5 consejos para evitar las discusiones de pareja

Si bien estar en pareja es hermoso, muchas veces puede ser difícil. Es un desafío diario, en el que pueden surgir algunas peleas, sobre todo, cuando se trata algunos temas complicados, como los que les traemos en el artículo de hoy.

Alexis Ramos Fotógrafo

En toda relación existen algunos temas que pueden causar resquemores o inclusive terminar en discusiones. Generalmente, se refieren a tópicos que involucran intereses de ambos, dinero, tareas del hogar o algo que requiera ponerse de acuerdo. ¿Es posible evitar discusiones en torno a ellos? ¡Claro que sí! La cuestión está en saber cómo abordar cada uno de ellos.

Antes que nada, hablar con calma

Nicolas Nuñez

Sobre el tema que fuere, el consejo más importante es que expongan cada uno su punto de vista, sin la necesidad de gritar, levantar la voz, ironizar al otro o cualquier actitud que pudiese generar molestia. Independientemente de si no están de acuerdo para nada con lo que opine su pareja, siempre es posible llegar a acuerdos. Pero estos solo se logra conversando, comunicando las emociones y sentimientos y hablando desde el respeto.

Tema dinero: ¡con cuentas claras!

Chiesa Rovella Fotografía

Esta es una discusión que puede surgir tanto si son novios como si están casados, vivan o no juntos. Cuando existan gastos en común que deban atravesar juntos, no den por sentado nada.
Establezcan, en ese caso, un organizador en el que determinen quién paga qué, si hacen un fondo común, y todo lo que sea necesario para este tipo de pago de servicios, alquileres, expensas, etc. Otra opción es que cada uno mantenga finanzas separadas y solo cuando haga falta, paguen en conjunto.

Las tareas del hogar son de los dos

Focus in Life

En la actualidad hay tradiciones que afortunadamente han cambiado, y hoy lo habitual es que los dos miembros de la pareja se encarguen de las tareas del hogar. Sin embargo, puede ocurrir que uno de los dos sea más limpio que el otro, y le moleste un compañero tan desordenado. Para evitar que esto se convierta en un problema grave de convivencia, establezcan un cronograma con las tareas, el día que se deben realizar y, sobre todo, quién se encarga de llevarlas a cabo. ¡Imposible que no funcione!

Los amigos son los amigos

Toda persona tiene su grupo de amigos y, en muchos casos, son previos a la formación de la pareja. En estos casos, si un amigo de tu pareja te cae mal, pero para tu amado es una persona importante, ahorrá los comentarios que puedan ser ofensivos e intentá no mantener trato con esa persona (solo el cordialmente necesario). Los amigos son importantes en la vida de los dos, por lo que deben estar totalmente fuera de una discusión de pareja. Y si surge, que nunca sea delante de terceros.

Conocerse antes de convivir

Cada persona tiene sus obsesiones, sus mañas y, sobre todo, su personalidad. Y amar a una persona implica, ante todo, aceptar todo ese combo. Por ello, cuando asuman la convivencia de pareja, todo eso que ya conocían sobre el otro no tiene que convertirse en una molestia.

Por supuesto que se puede charlar si algo del otro les molesta, la convivencia no es fácil. Pero siempre en un marco de respeto y entendiendo que el otro es una persona totalmente distinta, que reacciona y piensa distinto. Nunca olviden que la base del amor es la tolerancia, siempre y cuando se reciba lo mismo del otro lado, claro está.

El gran secreto para evitar discusiones, en definitiva, es pensar dos segundos antes de decir algo que pueda lastimar. Nunca olvides que ese otro es una persona que merece respeto, y que, ante todo, es la persona que elegiste para compartir la vida.