Ir al contenido principal
Casamiento

6 consejos básicos si tenés que comprar tu vestido de novia en poco tiempo

Muchas pueden ser las posibilidades por las que te hayas quedado con poco tiempo para comprar o elegir tu vestido. ¡A no desesperar! Por suerte, contemplamos estas situaciones y preparamos una guía con pasos a seguir si este es tu caso.

¿Aún sin "El" vestido? 👰
Pedí información y precios de vestidos y complementos a empresas cercanas

Caro Di Nardo

Si bien siempre recomendamos elegir tu vestido de novia con al menos un año de anticipación, muchas situaciones pueden obligar a que estos tiempos se acorten y todo deba resolverse en menos meses. Con tantas cosas en la cabeza que surgen en la organización del casamiento, es momento de ser práctica. Para ello, te ayudamos con consejitos sobre cómo dar con el vestido perfecto aún contando con el tiempo justo.

1. ¿Qué tipo de vestido preferís?

Dream Big Estudio

Parece una pregunta fácil, pero no lo es tanto. Teniendo en cuenta el tipo de casamiento que vas a tener —de día o noche, elegante o rústico, etc.— tenés que decidir, antes que nada, el estilo de tu vestido. En ese sentido, revisá si preferís algo despampanante o más sencillo, si te conviene un corte princesa o líneas más simples. Lo principal es que sea algo con lo que vos te vayas a sentir cómoda y combine con tu personalidad. Eso te ayudará a particularizar mucho más la elección y sabrás por dónde comenzar a buscar.

2. ¿Cómo organizar los tiempos?

Studio Des Reves

Dado que no podrás pasar semanas y semanas visitando todos los locales de diseñadores de vestidos de novia, tendrás que ser más práctica y organizar tu agenda de manera meticulosa, sobre todo teniendo en cuenta que tendrás que atender a los otros aspectos de la boda. Para ganar tiempo, lo preferible es que te decidas entre cuatro o cinco tiendas y arregles las citas por internet o por teléfono.

3. ¿Cómo puedo saber qué tipo de vestido es el ideal?

Caro Di Nardo

A su vez, y volviendo al paso 1, podés ir revisando nuestro catálogo con miles de estilos de vestidos de boda, para tener una idea estimada del tipo de prenda que querés. Sí, sabemos que todos son lindos, pero tu intuición y tus gustos personales te irán guiando hacia lo que puede ser tu vestido ideal. Guardá las fotos en tu celular o imprimilas, para que cuando asistas a las tiendas, puedas explicarle a tu vendedora un panorama mucho más claro de lo que buscás. Eso no quiere decir que luego no terminés diciendo por otro tipo de vestido, pero sin duda que podés ahorrar muchas horas de búsqueda. ¡Y tiempo es lo que te falta!

4. ¿Qué tiendas son mejores?

Diego Piuma

Si bien esto es una decisión sumamente personal y muy influenciada por el presupuesto que hayas asignado para la compra de tu vestido, sería conveniente que pruebes en tiendas que son conocidas o te hayan recomendado. Esto te dará la pauta de que trabajarás con gente profesional y que, por tanto, te ayudará a resolver de manera más rápida tu necesidad de encontrar el elemento principal de tu outfit nupcial. En este mismo sentido, no temas delegar responsabilidades en personas que saben qué es lo que mejor te quedará y lo que mejor combina con tu tipo de ceremonia.

5. ¿Alquilar o comprar un vestido usado?

Pablo & Maca

Cualquiera de las dos opciones puede ser una salida al dilema de encontrar un vestido en poco tiempo. Y la mejor noticia es que en ninguno de los dos casos tendrás que resignar a lucir vestida en ensueño. Tanto en las tiendas de alquiler como en aquellas que venden vestidos de segunda mano se pueden hallar todo tipo de prendas: desde los sofisticados cortes princesa hasta los vestidos con encaje para novias vintage. No solo ahorrarás tiempo, sino también dinero, pues estas alternativas permiten que el vestido que tan feliz hizo a una mujer, lo haga por partida doble.

6. ¿Cómo mantener la calma?

Berón Estudio Fotográfico

Sabemos que el contar con poco tiempo para comprar un vestido no es de los escenarios más bonitos en la vida de una novia, pero como todo, hay que afrontarlo con entereza y mucha buena energía. Dicho esto, es momento de que sepas que posiblemente tendrás que ser flexible frente a las opciones que podés elegir, sin perder de vista que con buenos accesorios y un peinado bien ejecutado, alcanzar el look perfecto es totalmente posible.

Arriba ese ánimo, que pronto todo será una anécdota divertida y de los mejores recuerdos que tendrás junto a tu pareja. Un vestido de novia es un elemento sustancial en una boda, pero más sustancial aún es pasarla bien y compartir ese amor con quienes más querés.

¿Aún sin "El" vestido? 👰
Pedí información y precios de vestidos y complementos a empresas cercanas