Sensualidad, misterio y romanticismo son tres adjetivos que describen a la perfección los vestidos con escote asimétrico. Si como novia no estás muy convencida de querer mostrar tus dos hombros o tu pecho en su totalidad, este tipo de escote se erige como una posibilidad que lo tiene todo: es clásico y elegante, pero con un toque sexy. Te decimos con qué tipo de cortes combina para que lo lleves con mucho orgullo el día de tu casamiento.

Para las que todavía no saben…

Quizás escuches la palabra asimétrico y no sepas muy bien de qué tipo de vestidos se trata. Específicamente, el escote asimétrico es aquel que cubre un hombro pero deja el otro al descubierto. Puede estar elaborado en una gran variedad de géneros. Generalmente, acompañan estilos más clásicos y tradicionales, como el corte princesa, en A o sirena, aunque sin problema alguno se puede adecuar a vestidos de corte sencillo.

Ventajas de llevar este tipo de escote

Además de ser muy bonito, el escote asimétrico es ideal para aquellas novias que quieran mostrar un poco de busto, pero no del todo. Realzar y afinar el cuello es también otro de los grandes beneficios de este estilo, dado que consigue estilizar muy bien la parte superior de las mujeres que lo usan.

Para aquellas novias que tienen mucho busto y quieren sentirse seguras y sin miedo de que se “escape” nada, el asimétrico es el escote indicado. Como verán, ¡está lleno de beneficios!

Estilo versátil para todas las novias

Si bien se puede pensar que es solo un estilo de verano, lo cierto es que también existen versiones aptas para otoño-invierno. Los más osados y originales acompañan el escote asimétrico y trasladan esa asimetría también a las mangas largas (es decir, poseen mangas solo en uno de los brazos). También existen estilos muy sencillos y delicados, con tul y encaje o, los más atrevidos, con volados de gran extensión, piedras y brillos. Lo fundamental es saber que sin duda encontrarán el que se adecúe a sus estilos.

Tipo de peinados para combinar

Como suelen marcar una presencia muy importante, lo más recomendable es acompañar este tipo de escote con un peinado simple, preferentemente recogido, para que se pueda apreciar verdaderamente el escote. En el caso de que quieras lucir un poco de cabello sobre tu rostro, podés optar por peinados hacia el costado que está descubierto, para que puedas verte equilibrada. Esto puede ser tanto para pelos lacios como con ondas naturales, y siempre verificando que combine con todo tu outfit general.

Accesorios, joyas y bijouterie

La decisión para combinar correctamente los accesorios que uses dependerá de tu vestido. De por sí, la manga del escote asimétrico tiene mucha presencia; incluso, muchos cuentan con piedras brillantes. Si este último es tu caso, procurá que tus aros y collares sean pequeños, evitando quedar sobrecargada.

Si, en cambio, la manga asimétrica es sencilla, ya podés jugar más con el tamaño de tus aros, incluir piedras, perlas, colores… Siempre tené en cuenta (¡no nos cansamos de repetirlo!) que el gran protagonista de tu look es el vestido; el resto acompaña.

Si terminaste el artículo con una sonrisa, es porque definitivamente te enamoraste de este estilo. ¡Bravo!  Lo que hayas tenido en mente de antemano, tus gustos personales y tu personalidad, todo todo puede ser parte de un gran vestido. ¡Animate a lucir original con un escote como este!