Sempiterno Fotografía

Una vez que tengas tu vestido de novia, es el momento de buscar esos detalles que hacen al conjunto nupcial, tales como el tocado o las joyas. El equilibrio y la armonía son los efectos que debés encontrar cuando te vayas probando los accesorios. Para que tu look de novia sea inolvidable y quede grabado en la memoria de todos los invitados, te contamos sobre los complementos que pueden lucir las novias para lograr un estilo perfecto.

1. Joyas nupciales

Meg Art

Para elegir las joyas para tu estilismo nupcial, debés tener en cuenta que estas van a depender del estilo y tono del vestido. En cuanto a los colores, el tono marfil de los vestidos combina con el oro, los blancos diamante con oro amarillo, oro rosa o plata, los blancos puros con plata o perlas, los vestidos champagne con oro, plata y piedras semipreciosas, los colores pasteles con oro rosa o platino.

El segundo vínculo se establece con el tipo de escote. Algunos estilos como el cuello en V o en U requieren un collar con pendiente para realzar sus líneas. Otros como el escote corazón, barco o de un solo hombro, quizá por sus propias bellezas no necesiten un collar llamativo pero sí unos aros con estilo que combinen de forma exquisita con el tocado. Si tu vestido tiene un cuello halter, de por sí luce solo, sin collares.

2. Tocados para enamorarse

Sempiterno Fotografía

Para elegir el siguiente accesorio, debés buscar el equilibrio armonioso entre tocado y joyas. Una regla tácita dice que menos es más. Si el tocado es de estilo llamativo, entonces las joyas deberían ser algo discretas, y viceversa. Otro consejo importante es que si el tocado lleva pedrería, el metal debería ser del mismo tono que las joyas. Si el vestido tiene algunos brillos plateados o dorados, también es un factor para armonizar con el tocado.

Entre los accesorios para el cabello, las propuestas que se presentan para las novias con muchas. Tiaras para un look de novia más clásico, coronas de flores para novias románticas, cintas de novia si tu estilo es más del tipo vintage o hippie chic, peinetas con flores para un peinado recogido, tocados con plumas y flores para un estilo sofisticado y elegante, entre otros.

3. Velo romántico

Alicia Atella Fotografía

Si sos de las novias románticas, sabrás que el velo está ligado íntimamente con esa imagen. Los tejidos se van renovando y en la actualidad se buscan velos con mayor caída natural como lo pueden dar el algodón y la seda. Hay variedad de estilos clásicos, románticos, elegantes o más eclécticos. La idea es buscar el equilibrio con el vestido de novia, la estatura de la novia y su peinado clásico o más bohemio con pelo suelto.

4. Zapatos de novia cómodos

Antes de llevar adelante la última prueba del vestido, deberías ya haber comprado tus zapatos de novia. Considerando todos los consejos para encontrar un calzado cómodo, tu personalidad y el estilo de la boda enmarcan el diseño de tus zapatos en consonancia con su propia potencialidad. Ya sean botines, zapatos clásicos de salón, con plataformas o unas preciosas sandalias, los zapatos deben combinar con el vestido, y sin necesidad de caer en el blanco tradicional, aquí podés sumar el color.

5. Un ramo para cada novia

Lucía Cruz

Para hacer una buena elección del ramo de novia, hay algunas claves para acertar entre tantos formatos y diseños. Como en los casos anteriores, el vestido de novia es el factor principal. Para ello debés considerar el diseño, el color y la textura de los tejidos. Los diferentes cortes de vestidos se combinan con una o dos ideas de ramos.

El segundo punto importante es que el ramo armonice con tu silueta y estatura. Por ejemplo, los ramos bouquet o redondos se recomiendan para novias bajitas; y los más estilizados, como el ramo presentación, para novias más altas. El ramo debe ir en perfecto equilibrio con el vestido, sin competir, sino resaltando su belleza.

Un accesorio muy de moda es el cinturón. Si combina con tu vestido, podrías considerarlo y lucir muy chic. Revisá los peinados de novia que son tendencia y que realcen tu look personal. ¡Seguro que estarás preciosa!