Ir al contenido principal
Casamiento

¿Cuándo comprar el vestido de novia y los complementos? ¡Conocé todos los plazos!

Un año antes del casamiento es un buen momento para armar el presupuesto y empezar a buscar un vestido, sin embargo, cada novia seguirá su propio calendario de tareas. Es importante reservarse suficiente tiempo para comprar el vestido de novia.

Te ayudamos a encontrar el vestido de tus sueños 👰
Pedí información y precios de vestidos y complementos a empresas cercanas
vestido de novia con encaje

vestido de novia con encaje

Una de las preguntas más comunes es cuándo comprar el vestido de novia. Este plan de compra depende de algunos factores, desde dónde quieren comprarlo, si es un vestido personalizado o listo para usar, cuál es el tiempo de entrega, hasta qué tan pronto se van a casar. Repasemos un cronograma sencillo para responder a la pregunta de todas las novias.

1. Fijar el presupuesto doce y nueve meses antes

vestido de novia con encaje

En general, la organización de una boda comienza un año antes, definiendo el presupuesto y la fecha estimada del casamiento. Es una de las tareas básicas en la organización para tener presente hasta cuánto se pueden extender en el outfit de los novios. Aunque es más sencillo comprar un vestido listo para usar, muchas novias quieren experimentar la vivencia completa de comprar o diseñar “el vestido” para lo cual deben destinar bastante tiempo, más cuando se trata de confección a medida.

2. Investigar y definir el estilo entre nueve y seis meses antes

vestido de novia con cola

En estos meses, van a estar inmersas en el proceso de compra para definir sus propios estilos y elaborar sus tableros con los modelos preferidos. En función del presupuesto y el lugar de la boda, van reduciendo sus selecciones en las primeras citas, hasta tener algunos favoritos marcados para hacer una segunda visita y hacer la reserva. Se pueden dar distintas situaciones:

  • Vestido listo para usar. Hoy en día pueden ingresar a cualquier tienda nupcial y elegir un vestido del perchero. Quizá necesite algunos ajustes, pero el proceso es mucho más sencillo, sobre todo cuando no cuentan con mucho tiempo para organizar una boda o tienen un presupuesto más ajustado.
  • Vestido personalizado o hecho a medida. Un vestido diseñado a medida es la forma más habitual que eligen las novias, lo cual puede requerir de unos meses hasta la entrega final. La razón es que muchos vestidos se terminan artesanalmente, con trabajo laborioso de las costureras.
  • Vestidos de compra online. Es una opción cada vez más popular, dado que el panorama se amplía mucho. En este caso, cuando se trata de compras internacionales, las novias deben calcular un tiempo sobrado para el envío postal.

3. Comenzar con las pruebas seis a tres meses antes

prueba vestido de novia

Aunque es una fase de la organización un poco abrumadora, estarán ansiosas por programar las pruebas del vestido. Deben ir mirando la lencería, los zapatos y el resto de los accesorios, pero sin tomar decisiones apresuradas. En la primera prueba se aseguran del talle del vestido. Si bien todavía no estará listo, por primera vez se verán con el vestido de novia en su esplendor como si fuera una revelación. Durante las pruebas, la protagonista vive el tiempo con mucha intensidad, por eso es ideal que acuda acompañada por un familiar o una amiga que la ayude con las decisiones.

4. Elegir los accesorios tres a dos meses antes

novia getting ready vestido zapatos accesorios

Si aún no compraron los accesorios, ya no debe pasar más tiempo. Se acerca la segunda prueba, para la cual deberían contar por lo menos con los zapatos de novia para verificar el largo del vestido. Se terminan de definir los ajustes y, con el vestido casi listo, todo resultará menos complejo para elegir los complementos adecuados.

5. La última prueba un mes antes

vestido de novia con mangas encaje

Si se organizaron de forma natural, sin apuros en medio, la tercera prueba se hará dentro del mes antes del casamiento. La longitud, el escote y el resto de los ajustes estarán terminados. Si no hay más cambios, entonces ya pueden llevarse el vestido a casa y guardarlo en un sitio seco y fresco, conservando el secreto para que nadie lo descubra.

Una vez que hayan elegido el vestido y hecho la reserva, el consejo más saludable es no seguir mirando tiendas ni catálogos por el riesgo de desenamorarse y encontrar otro diferente que las cautive y desmorone todas las ilusiones puestas en el primero.

Te ayudamos a encontrar el vestido de tus sueños 👰
Pedí información y precios de vestidos y complementos a empresas cercanas