Ir al contenido principal
Casamiento

¿Cuáles son las mejores iglesias para casarse en Montevideo?

Decidieron casarse y es momento de elegir la iglesia para la ceremonia. Montevideo tiene una amplia variedad de parroquias y capillas que se adaptan a todo tipo de casamiento, desde bodas muy concurridas hasta las más austeras e íntimas.

Focus in Life

A la hora de elegir la mejor iglesia para tu casamiento, te ayudará conocer algunos detalles de su historia, su construcción y su estilo. También es probable que elijas la iglesia por conexiones emotivas o familiares. Para bodas concurridas o encuentros íntimos, te proponemos un recorrido por estas maravillosas construcciones que remiten a una ceremonia religiosa. Te contamos sobre las iglesias de Montevideo preferidas por los novios.

1. Catedral Metropolitana de Montevideo

En Ciudad Vieja, frente a la Plaza Matriz, su historia se remonta a la época colonial, en 1740, con una pequeña iglesia de ladrillos. En 1790 comenzó su construcción con un estilo neoclásico y se atribuye la obra a Tomás Toribio, un arquitecto español con actividad en Montevideo por esos años. Además de las funciones oficiales, allí el párroco tiene tareas como en cualquier iglesia, por lo cual es posible casarse en un ambiente lleno de historia y arte.

2. Parroquia y Santuario de la Medalla Milagrosa y San Agustín

En el barrio La Unión, de las parroquias más antiguas de Montevideo, se construyó entre 1847 y 1849. Desde 1892 pertenece a la Congregación de los Vicentinos. En 1917 se levantó una nueva construcción sobre la anterior. Es la parroquia elegida por los devotos de la Virgen Milagrosa.

3. Parroquia del Sagrado Corazón de Jesús

Consagrada a la Compañía de Jesús, en el centro de Montevideo y popularmente conocida como Iglesia del Seminario, fue inaugurada en 1891. Esta parroquia es de las más grandes de la ciudad y se destaca por su ornamentación y diseño acústico. Este último detalle la hace ideal para bodas muy concurridas.

Valenciana

4. Nuestra Señora del Perpetuo Socorro y San Alfonso

Popularmente conocida como Iglesia de Tapes y de estilo románico bizantino, es una réplica de una iglesia de Aachen, en Alemania, bombardeada en la Segunda Guerra. Se construyó entre 1896 y 1899. El arte se manifiesta en cada detalle, desde los retablos, el altar, las columnas, los vitrales, para fotografías maravillosas.

5. Parroquia de la Sagrada Familia

Tiene sus inicios como el oratorio privado de la familia Jackson en 1870. Luego integrada a la ciudad, en el barrio Atahualpa y declarada Monumento Histórico Nacional desde 1975, se caracteriza por su estilo gótico, grandes columnas, vitrales y arcos. Por dentro, la luz que traspasa los ventanales le da un encanto especial.

6. Nuestra Señora del Sagrado Corazón de Jesús

Más conocida como Parroquia de Punta Carretas, de impactante panorámica y solidez, esta iglesia se adapta a todos los estilos de boda. De estilo neorrománico, su construcción se remonta a 1917 y está inspirada en la arquitectura italiana de la Edad Media. Perteneció al principio a la Orden de los Hermanos Menores Capuchinos y su construcción fue impulsada por la Liga de Damas Católicas y el poeta Juan Zorrilla de San Martín.

7. Capilla San José de la Montaña

Ubicada en Carrasco Norte, es una capilla austera e íntima. Está dirigida por los padres carmelitas y es ideal para un enlace sobrio con pocos invitados. Se destaca una imagen de la Virgen del Carmen.

8. Nuestra Señora del Carmen y Santa Teresita

Más conocida como Iglesia de los Carmelitas, en el barrio Prado, es la preferida por los novios por su ornamentación y estilo gótico. Inaugurada en 1929, se ubica cerca del Jardín Botánico y del Rosedal del Prado.

Aníbal J. Ibarra

9. Parroquia Nuestra Señora de Lourdes

Construida entre 1885 y 1890, esta iglesia de estilo neobarroco está inspirada en las iglesias de La Sorbonne y Saint Gervais en París. Está dedicada a la Virgen de Lourdes. Es un recinto pequeño que envuelve una ceremonia de bodas en un encuadre muy íntimo.

10. Parroquia Stella Maris

Diseñada y construida en 1918, con aires marinos proyectada hacia un balneario, como lo había sido el barrio Carrasco en sus inicios, esta iglesia tiene un encanto especial para bodas rústicas. Su historia comienza en plena Belle Époque montevideana, por lo que sus techos y sus vitrales le confieren una pincelada neogótica. Se destaca su Cristo Pantocrator, obra de la escultora Stella Mattos del año 1996.

11. Capilla San José de Manga

Confiada a la Congregación Salesiana e inaugurada en 1912, esta capilla es una muestra de arte pictórico y sacro. Sus vitrales son orgullo de los uruguayos. Se destaca el Vía Crucis, pintado por Lino Dinetto, artista italiano con una prolífica carrera en Uruguay. En Jacksonville, un camino de palmeras es la entrada para llegar hasta el altar.

Cada una de estas iglesias tiene un detalle para destacar y es posible buscar los conceptos que se adapten a tu boda. Si todavía no lo decidiste, un recorrido por Montevideo y una visita a las iglesias va a ayudarte en la decisión.