Ir al contenido principal
Casamiento

Requisitos para el matrimonio civil en Uruguay: todo lo que tienen que saber

Para legalizar el matrimonio en Uruguay, el trámite se inicia con la concurrencia a las oficinas del Registro Civil, una conformación aún vigente y muy esperada en las uniones de las parejas y las formas rituales que acompañan el casamiento.

Poittevin López

El matrimonio laico en Uruguay se reconoce a partir de la ley de 1885 y los requisitos, costos y plazos se publican en el sitio web del Registro de Estado Civil. Las ceremonias ante las autoridades públicas cuentan con cierto grado de solemnidad pero los novios pueden imprimirle su cuota personal. Más allá de los cambios sociales, recordamos cuáles son los requisitos del matrimonio civil para comenzar a construir una convivencia en común.

1. El calendario y la documentación

Para comenzar con los trámites normales para una boda civil, ustedes deben solicitar el turno en el Registro Civil dentro de los tres meses previos a la fecha elegida para casarse.

En Uruguay pueden contraer matrimonio personas mayores de 16 años, de igual o diferente sexo, cualquiera sea su identidad de género u orientación sexual, siendo el matrimonio civil el único reconocido por ley. La documentación:

  • Documento de identidad (cedula de identidad, pasaporte).
  • Los menores de edad (entre los 16 y los 18 años) deben presentar partida de nacimiento y consentimiento de sus padres.
  • En el caso de las personas divorciadas con trámite realizado en Uruguay deben presentar la partida de matrimonio con constancia del hecho. Si el divorcio se hizo en el extranjero, deben presentar la sentencia de divorcio original legalizada o apostillada y, en caso de no estar en castellano, traducida por un traductor público uruguayo o llevar la partida inscripta en los libros del Extranjero de la Dirección General del Registro de Estado Civil.
  • En caso de viudez, deben presentar partida de matrimonio y de defunción (en caso de ser extranjero, las partidas deben estar legalizadas o apostilladas y traducidas).
  • Si tienen hijos que deban ser legitimados con posterioridad al matrimonio, también deben agregar las partidas de nacimiento de esos hijos.

2. Los testigos

Para celebrar la ceremonia civil se necesitan 4 testigos que pueden ser parientes o amigos, cuya función es dar cuenta de que la unión es por propia voluntad de ambas partes. También avalan el domicilio de los contrayentes. Deben ser mayores de 18 años y presentar documento de identidad. Además de la edad, no hay disposiciones especiales para decidir quiénes pueden ser testigos.

Focus in Life

3. ¿Dónde y cómo iniciar el trámite?

En todos los casos, por lo menos uno de los contrayentes debe tener domicilio en el radio de la sección judicial del Juzgado o de la Oficina de Estado Civil.

  • En Montevideo

En Montevideo se puede hacer a través de la agenda electrónica de la página del Registro de Estado Civil, eligiendo la oficina correspondiente para casarse en Ciudad Vieja. Se solicita día y hora, se confirma agenda y se completan los datos.

  • En el interior

Hay que concurrir personalmente a la oficina correspondiente. En Canelones, oficinas 14 y 15 de los barrios Ciudad de la Costa y Las Piedras; resto del país, a los Juzgados de Paz.

4. Derechos y obligaciones según el Código Civil

Llegado el día, en la estructura de la boda civil se habla del deber moral de fidelidad y auxilios recíprocos, del compromiso de convivencia y contribución a los gastos del hogar. Los contrayentes expresan su voluntad de constituirse como esposos, y el oficial o el juez los declara unidos en matrimonio en nombre de la ley. Se levanta el acta como partida de matrimonio y se les entrega una copia a los cónyuges.

Alexis Ramos Fotógrafo

5. ¿Cuánto cuesta?

Estos son los costos en pesos uruguayos a octubre de 2019:

  • Si el matrimonio se realiza en la oficina: $332.
  • Si el matrimonio se efectúa fuera de la oficina: $20281.
  • Libreta de matrimonio: $276.
  • Testigos adicionales: $829.

Los requisitos para el civil son formales y objetivos para dar vida jurídica al matrimonio. Al compromiso de novios le sigue la boda. La organización comienza a tomar forma y es allí donde volcarán toda su subjetividad, incluso en la personalización de la ceremonia civil. ¿Preparados?