Focus in Life

La ceremonia civil suele mucho más breve que la ceremonia religiosa, aunque también tiene sus momentos importantes. De hecho, es la ceremonia civil la que le otorga el carácter de legal a su matrimonio, por lo que es una instancia más que necesaria. Si bien es una ceremonia sencilla, es bueno conocer cuáles son sus partes y cómo se desarrolla, para evitar cualquier tipo de olvido o inconveniente.

Generalmente, la ceremonia civil ocurre en un edificio del Registro Civil, donde un oficial o juez de paz oficia la ceremonia. Pueden asistir los familiares, aunque, claro está, en una cantidad mucho más reducida. Sin embargo, una de las nuevas tendencias es que la ceremonia civil se realice en el mismo salón donde se realiza la fiesta. En este caso, hay que pagar un extra al juez de paz para que vaya hasta el salón. En ambos casos, la estructura que se sigue es la misma.

Primera parte: lectura de derechos y obligaciones

Sempiterno Fotografía

La primera parte de la ceremonia gira en torno a las cuestiones legales que implica el acto de contraer matrimonio. En ella, los contrayentes se enterarán de cuáles son sus obligaciones y derechos a la hora de contraer matrimonio. Como sabrán, existe una serie de condiciones que deben cumplir ambos para poder casarse, requisitos que igualmente les serán exigidos al momento de la inscripción en el Registro Civil.

En la primera parte, además, el o la juez de paz presenta a los futuros esposos, y explica el por qué están reunidos en dicha ocasión.
Puede que también se digan algunas palabras alusivas con un tono más o menos formal, o que el oficiante decida leer algún fragmento importante Código Civil.

Segunda parte: el consentimiento de los esposos

Nicolas Nuñez

Luego de haber conocido cuáles son las cuestiones legales para los matrimonios en Uruguay, los novios deben dar el consentimiento. Es decir, el oficiante les preguntará si están de acuerdo con los derechos y obligaciones que están contrayendo ambas partes.
Si ambos aceptan (¡y desde luego que lo harán!), se procede a dar el tan esperando ¡Sí, quiero! 

Luego de dar su consentimiento, se procederá a la firma del libro de actas por parte de ustedes y sus testigos, y se les hará entrega de la libreta de matrimonio.

Los testigos, parte fundamental de la ceremonia civil

Nos Miran Casar

Los testigos cumplen una función más que importante dentro del matrimonio civil. ¿Por qué? Porque la ley establece que cuatro personas deben dar cuenta de que lo que hacen no es contra de su voluntad. Por lo tanto, no pueden faltar en ninguna boda civil.

Generalmente, los novios eligen gente de su confianza, como pueden ser familiares o algún amigo íntimo. Además, los testigos también cumplen, justamente, la función de atestiguar dicho momento. Sin esa presencia fundamental, sería imposible de testificar la ceremonia civil.

La ceremonia civil, una ocasión para los más íntimos

Alexis Ramos Fotografía

Por una cuestión de espacio, y si el civil se hace en las oficinas del Registro Civil, los invitados serán solo los más cercanos. Seguramente opten por los testigos y unos cuantos familiares más para que presencien tan especial momento. Es importante que tengan en cuenta las dimensiones del edificio, para evitar estar muy apretados.

Si por el contrario, la ceremonia del civil se hará en el mismo salón de la fiesta no tendrán ese inconveniente, aunque la ocasión seguirá siendo igual de especial y única.

Cada uno de los ritos del matrimonio tiene sus momentos especiales. El civil tiene una estructura fija, que deberá ser respetada al pie de la letra, en la mayoría de los casos. Por ello, saber a qué se enfrentarán en ese momento les servirá para estar preparados, aunque eso no signifique quitarle espontaneidad al momento. Vívanlo con intensidad, que sin duda quedará en la retina y en el corazón como uno de los momentos más importantes de su vida.