Benditas Flores

Tomá nota de la serie de pasos y consideraciones a tener en cuenta que te detallamos a continuación:

Analizar opciones de iglesia

La iglesia a elegir tiene que estar dentro de la Diócesis de residencia de alguno de los contrayentes. Si suelen frecuentar un templo, este paso será fácil y natural; pero si no, saber sobre el estilo de quién oficiará la ceremonia, considerar la estética del lugar, el acceso y la cercanía con el salón, son factores a analizar para tomar la decisión adecuada.

Reservar turno

Seleccionado el lugar, será importante concurrir con antelación para averiguar a partir de cuándo se puede reservar el turno para la boda. Algunas iglesias los toman con unas semanas de anticipación, otras lo hacen hasta un año por adelantado.

Cumplimentar requisitos

Cumplir con que ambos contrayentes sean solteros (o excepcionalmente con nulidad obtenida sobre matrimonio anterior), y bautizados (para comprobar lo cual tendrán que presentar certificado) son requisitos obligatorias para seguir adelante.

Abonar

Integrar el canon correspondiente, es algo que pueden exigirte. Los sacramentos no tienen precio, pero lo que se suele cobrar son los gastos de iluminación y decoración del templo.

Richard Zunini

Completar el expediente matrimonial

Deberán asistir a entrevistas cuyos resultados quedarán plasmados en un expediente. Se les harán cuestionarios en conjunto e individuales, a los novios y a los testigos, unos días antes de la boda.

Asistir al curso prematrimonial

Este puede consistir en una o varias charlas, a las que vos y tu novio deberán concurrir, y en donde les hablarán del sacramento en sí, de los hitos y desafíos que les esperan como pareja, y de la fe en la que apoyarse para construir día a día.

Presentar constancia del matrimonio civil

Una vez efectuada la ceremonia civil, deberán llevar copia de la constancia a la Iglesia.

Recibir la bendición

Concurrir puntuales, en el horario indicado, a la ceremonia. Dependerá de sus preferencias si el sacramento vaya a ser acompañado o no por una misa.

También te puede interesar:

Estructura de la ceremonia católica