Ir al contenido principal
Casamiento

8 aspectos básicos sobre la ceremonia religiosa, ¿ya los definieron?

A veces damos por sentado algunos hechos o creemos que los vamos a poder manejar en el momento llegado. Pero cuando hablamos de una boda, hay muchos ojos puestos encima de la pareja, por lo que es natural definir hasta el último detalle.

Lourdes Peña Photography

Quizá hayan investigado sobre el ritual de la ceremonia religiosa y resuelto varias dudas. Pero hay aspectos básicos que pueden pasar inadvertidos hasta el momento en que llegan. Para no improvisar y tener todo bajo control, revisen estos puntos sencillos pero muy importantes para actuar de forma natural, con la preparación justa para que salga todo redondo.

1. ¿Nos vemos antes de la boda?

Alguna madre o tía supersticiosa gritará: «que no te vea el novio». La antigua tradición carga con mucho misticismo y un aura romántica por naturaleza. Pueden continuarla o romper con las reglas protocolares y verse un ratito antes para compartir un momento de intimidad. Es muy romántico y tranquilizador.

Focus in Life

2. Camino al altar

La forma más habitual es que la novia entre del brazo del padrino. Son las bodas más clásicas. Sin embargo, no es la única forma. La novia puede entrar con otro hombre del entorno familiar, con la madre, con ambos padres, incluso con los hijos si los hubiera. Las novias más confiadas también pueden optar por entrar solas.

Lourdes Peña Photography

3. La marcha nupcial

La musicalización de la boda es una parte importante para resignificar cada momento. La marcha nupcial es una de las tradiciones que van cambiando. Sencillamente pueden elegir una marcha clásica, como las de Mendelssohn o Wagner, o algunas opciones más modernas o románticas que renuevan el aire de las bodas.

4. ¿Cortejo?

¿Quiénes lo forman? Son las personas más cercanas que los van a acompañar durante la ceremonia religiosa. El grupo esencial está formado por los padres, los padrinos y los testigos. Se puede ampliar y sumar damas de honor o damitas y pajes, pero eso ya es una costumbre anglosajona que pueden incorporar o no.

Tienda de Flores Silvia Ruiz

5. ¿Cómo se acomodan los invitados?

Es un planteo que deben resolver antes del día de la boda porque suele crearse confusión entre los invitados. Los primeros bancos se reservan para los familiares más cercanos, los testigos de los novios y los invitados que llegan con el cortejo nupcial. Las normas más rígidas dictan que los invitados del novio se ubican a la derecha y los de la novia, a la izquierda. Pero hoy en día ya no resulta cómodo y cada invitado elige dónde sentarse.

6. Colocación en el altar

Si se orientan por el protocolo más rígido, la ubicación correcta sería madrina, novia, novio, padrino. Pero también es un formato que se adapta a los nuevos tiempos y cambia por un tono más familiar. La mayoría de las parejas optan por la ubicación padrino, novia, novio, madrina, que resulta más natural. En algunas ocasiones los novios se colocan solos en el altar y el padrino y la madrina, en la cabecera de los primeros bancos.

Faculuz Fotografía

7. Sobre el velo

Los velos que cubren la cara están reservados para ceremonias religiosas, pero la duda es ¿cuándo se puede quitar el velo en la iglesia? La instancia más frecuente es cuando el sacerdote los declara unidos en matrimonio. Entonces el novio descubre el rostro de la novia. En otras ocasiones, la novia velada se descubre al momento de llegar al altar, y la persona que la acompaña es la encargada de levantar el velo y llevarlo hacia atrás. O, tercera opción, es el novio quien se ocupa de levantar el velo en el momento justo de pararse ambos frente al altar.

Lourdes Peña Photography

8. ¿Quién lleva las alianzas?

Muchos se preguntarán cómo llegan las alianzas al altar y a las manos de la pareja. Es un momento muy cortito pero con mucho simbolismo. La primera opción es que las lleve el novio en el bolsillo, en un cofrecito. La segunda opción, más frecuente, es que el padrino las guarde hasta el momento indicado. Y la tercera, la menos usual, es que las damitas y pajecitos sean los encargados de portar los anillos.

Que no queden detalles sueltos al azar. Revisen cómo es la estructura de una ceremonia religiosa y todos los aspectos que hagan al encuentro tan especial con sus familiares y amigos. ¿Conocen sobre la tradición de los votos matrimoniales?